miércoles, 25 de noviembre de 2009

El Blog de Fiorella cumple un año.

El 25 de noviembre de 2008 nació el "Blog de Fiorella", casi cuatro meses después que su inspiradora.
A un año de ese día, en el que no estaba muy segura de lo que hacía, solo experimentaba, el escenario es otro. Cuando creé el blog, en verdad no creí que tendría una continuidad, lo hice como parte de la búsqueda desesperada por encontrar mi centro. Cuando alguien está por caer al vacío, agita sus brazos intentando asirse de algo que impida la caída, bien, eso es lo que hice yo los primeros meses de Fiore. Y, en tantos intentos, logré aferrarme de algo, de alguien, y no caí, me salvé. Pienso en qué o quien detuvo mi caída y se me ocurren muchas ideas... Dios, indudablemente Walter, mi familia... sí, fueron ellos, pero no "solo" ellos. Cuando pese a mi entorno, la angustia me empujaba al vacío, escuché una vocecita, que siempre estuvo allí, pero que no siempre pude escuchar, esa vocecita me dijo:
" Mamá, yo sé que no me esperabas así, yo sé que soñaste muchas cosas para mí que no podré realizar, sé que estás aterrada, que el futuro es incierto, y yo también tengo miedo, miedo a que por pensar en el futuro te olvides de mí ahora, miedo a que por darme todas las atenciones profesionales necesarias no me des la atención de tu amor. Mirame mamá, soy alegre, graciosa, inteligente, soy sana mamá, no tengo ningún problema, ninguna enfermedad; como decís vos mamá, vamos a reinventarnos, yo no soy la bebé que esperabas, y vos ya no podrás ser la mamá que imaginaste, creemos un mundo nuevo, a nuestra medida mamá; mirame, por favor mirame mamá..."
... Y la miré, y vi sus ojos, leyendo en mi alma y vi su sonrisa, que me inundaba de alegría, y vi sus bracitos extendidos, pidiendo un abrazo que no fuera sobreprotector, sino simplemente de amor. Y sonreí con ella, y la llené de amor con un abrazo interminable, y desde ese día, en el que la beba que llegó y la mamá que se "reinventó" se encontraron, desde ese día existe un vinculo indestructible, ese día Fiorella se transformó en la beba que esperaba...
Sé que la aceptación de lo ocurrido es un proceso, pero conocer un camino no significa que se sepa transitarlo, se aprende, día a día, se sabe que se llegará a destino, pero mientras tanto hay que avanzar, y a veces no se sabe cómo. Gracias a Dios ya he recorrido el tramo mas importante del camino, aquel que me llevó a encontrarme con mi hija, a partir de ahora, el camino sigue, y es muy largo, pero lo transitaremos juntas, con papá claro, a él se le hizo mucho mas corto el proceso. En buenahora!!
A un año del blog... ¿qué puedo decirles? Quien me lee, me conoce acaso mas que un amigo, aquí no finjo, no simulo, aquí dejo mi corazón en cada entrada. Han visto mi proceso, saben de mi dolor pasado, saben di mi felicidad actual, y saben de mi tristeza eterna, y no hay contradicción en lo que digo. Yo misma, en otros tiempos hubiera pensado que "felicidad" y "tristeza" no podían coexistir, no es así, no al menos cuando la tristeza es respecto de algo en particular, y no un estado de vida.
Te amo hija, perdoname por no haberte encontrado con el beso que te di en la sala de parto. Aquí estoy ahora hijita!!

2 comentarios:

Alicia dijo...

muchas felicidades x el primer año, tengo poco de conocerte, pero te entiendo, entiendo tus palabras y tus sentimientos y puedo ver el amor que tienes x tu pequeña, que al final eso es lo q hace la diferencia

saludos

sandra dijo...

WAOOOO UN AÑO COMO PASA EL TIEMPO FELICIDADES!! Y ESPERAMOS MUCHOS AÑOS MAS UN ABRAZO Y BESITOS A FIORE!!